ECRP

Facebook

Enviar comentarios
a la Editora de ECRP.

          
Share View this page in English
Volume 3 Number 1
©The Author(s) 2001

El proyecto de la cosechadora: una experiencia en una clase bilingüe

Rebecca Wilson
West Elementary School, West Liberty, Iowa

Sinopsis

En el presente artículo se describe lo ocurrido cuando una clase bilingüe de kindergarten en West Liberty (Iowa) investigó una cosechadora. En esta clase se apoya la instrucción académica en español y en inglés. La primera sección del artículo narra la historia del proyecto de la cosechadora, el primero de esta clase en que se implementó el Método de Enseñanza por Proyectos. La historia comienza con una excursión típica del kindergarten a una granja y cierra con una reunión nocturna en que se exhibió a los padres de familia la cosechadora construida por la clase. La segunda sección del artículo discute las reflexiones de la maestra sobre su proceso de aprender a orientar los proyectos. Dichas reflexiones incluyen la conexión entre los proyectos y los objetivos del kindergarten, la manera en que los proyectos apoyan a los estudiantes que aprenden un segundo idioma, la participación de los padres de familia y la inclusión de niños con necesidades especiales.

Información sobre la escuela

Los alumnos que participaron en el proyecto de la cosechadora asistían a una clase bilingüe de kindergarten ubicada en West Liberty (Iowa). La clase de kindergarten se reúne cada día durante seis horas y media. Aparte del almuerzo y el recreo, el día se divide en plazos de una hora y media de duración, en los que el idioma de la clase es el español o el inglés. Por ejemplo, los lunes la clase empieza en español, se cambia al inglés justo antes del almuerzo, y se acaba usando el español al final del día. Al día siguiente se repite el patrón, pero la clase empieza en inglés.

La población de la clase consta de 11 estudiantes anglohablantes y 10 hispanohablantes. El objetivo del programa bilingüe es mantener el desarrollo del idioma nativo de los niños al mismo tiempo que aprenden un segundo idioma. Se incluye en la clase a niños que tienen objetivos del IEP (siglas en inglés de Plan de Educación Individualizado). Cierto niño tiene un retraso grave de lenguaje, por lo que requiere una ayudante de tiempo completo, y otro tiene el síndrome de Asperger. Todos los niños pudieron participar y contribuir en el trabajo del proyecto de la cosechadora.

El año pasado se utilizó por primera vez en esta clase el Método de Enseñanza por Proyectos. En el año escolar de 2000–2001 se empezó con una reunión informativa para los padres de familia sobre el mismo método. Esta reunión ocurrió tres semanas después del inicio de las clases. Los padres y madres recibieron información sobre este método y cómo se relaciona con las normas escolares. Después de la presentación, los padres tuvieron la oportunidad de ver una exhibición de los proyectos realizados el año anterior por la clase de kindergarten.

El proyecto de la cosechadora

Información de fondo sobre el proyecto. Fase 1

Nuestro proyecto empezó con una excursión a una granja en el otoño, en la que participan todas las clases de kindergarten de nuestro distrito escolar. Durante una discusión con todos los alumnos, hicimos una red de ideas en papel de cartulina grande para indicar sus pensamientos sobre la granja y lo que esperaban ver durante nuestra visita. Después de su visita a la granja, usé un marcador de otro color para apuntar en la red sus contribuciones nuevas. Muchos de los comentarios de los niños tenían que ver con los animales que habían visto en la granja. Sin embargo, a cierto niño se le ocurrió la idea del tractor como elemento adicional de nuestra red de ideas, y a otro niño, el elote. Los comentarios que expresaban rápidamente empezaron a reemplazarse por preguntas sobre los tractores y cómo crece el elote. En este momento decidí seguir su nuevo interés en el cultivo de granos, en vez de los animales, así que concerté una visita a la granja del Sr. Billie Danner para ver la cosecha de las semillas de soja por una cosechadora. (El Sr. Danner es el padre de un niño de mi clase. Después de la reunión informativa sobre el Método de Proyectos, me expresó que con buena gana aceptaría una visita de la clase a su granja.) En la Figura 1 se presenta la red inicial de planificación de la maestra, aunque más tarde el enfoque principal del proyecto se convirtió en la maquinaria de la granja.

Figure 1. Teacher planning web.

Figura 1. La red de ideas de la maestra..

Antes de la visita a la granja de la familia Danner, los niños hicieron muchas preguntas sobre lo que esperaban ver durante su visita. Para ayudarles a recordar la visita inicial a una granja, les dejé ver otra vez un vídeo de dicha visita grabada por la madre de un alumno de la clase. El vídeo resultó muy útil para iniciar la discusión.

Los niños generaron las siguientes preguntas después de la visita a la granja que hicieron con todas las clases de kindergarten pero antes de hacer ninguna visita de investigación para el proyecto. A fin de ayudarles a pensar sobre lo que sería apropiado preguntarle al Sr. Danner en nuestra visita al sitio, separé las preguntas que trataban el ganado, de las que trataban el cultivo de granos. Muchas preguntas sobre el comportamiento de los animales y su nacimiento se contestaron antes de la visita a la granja del Sr. Danner, a través de libros informativos. El Sr. Danner contestó las preguntas acerca de lo que comen los animales, las cuales interesaron mucho a los niños, y también les mostró cubos de elote apto para el uso alimentario y les explicó cuáles animales comen elote.

Preguntas sobre el ganado (Palabras textuales de los niños)

McKayla y Jorge: ¿Por qué comen elote los cochinos?
Jessica: ¿Por qué los caballos galopan?  ¿Qué comen los caballos?
Irving: ¿Qué comen las vacas?
Kathy: ¿Cuánto elote comen los animales?
Payton: ¿Cómo los gatos agarran los bebés?
Morgan: ¿Por qué los cochinos dan vueltas en el lodo?
Lolita: ¿Qué comen las ovejas?
Breanna: ¿Las vacas comen lo mismo como los perros?
Daniel: ¿Por qué toman las vacas leche?
Michelle y Josh: ¿Qué le das de comer a una gallina aparte de pasto?
Ariel: ¿Qué comen los caballos?
Alexis: ¿Qué sonido hacen los chivos?

Preguntas que hacer al Sr. Danner sobre el cultivo de grano:

Bianca: ¿Cuántos familiares tiene el granjero?
Anahi: ¿Cuántas llantas tienen los tractores?
Christian: ¿A qué altura crece el maíz?
Kennedi: ¿Cómo manejas un tractor?
Joel: ¿Cómo sacas el elote de la tierra? (cuando está listo para comer)
Tracy: ¿Cuánto cuesta el tractor?

En preparación para la visita a la granja de la familia Danner, se presentó a los niños una hoja de tarja en una lección de matemáticas. Se presentaron fotos de los tractores y las cosechadoras de John Deere, así como hojas de tarja con secciones de la maquinaria que se podía contar. Las hojas de tarja incluían dibujos y palabras escritas para ruedas, luces y ventanas. Se escogieron estas partes ya que la mayoría de los niños las conocían lo suficientemente como para hallarlas en la maquinaria. Repartí a cada niño una foto de la maquinaria para que hicieran tarjas para representar el número de las partes que vieran. La actividad resultó exitosa para los niños, y manifestaron mucho entusiasmo al cumplirla. La hoja de tarja que se presenta a continuación es una de las utilizadas durante la visita a la granja de la familia Danner.

Figure 2. Josh's tally sheet from the Danner farm.

Figura 2. La hoja de tarja de Josh sobre la granja de la familia Danner.”

Antes de la visita hablé con el Sr. Danner por teléfono y le leí las preguntas de los niños. Discutimos varios detalles, como por ejemplo dónde trabajarían los niños y lo que él nos podría demostrar. Decidimos que después de una demostración de la cosecha de semillas de soja, él haría subir a grupos de niños, uno tras otro, a su cosechadora mientras los demás grupos usarían el tiempo para hacer dibujos de observación.

Investigación. Fase II

La visita a la granja de la familia Danner salió muy bien. El Sr. Danner fue a la escuela para encontrarnos y condujo su vehículo delante del autobús escolar para llevarnos a un campo en que estaba realizando la cosecha. Se arrodilló para ponerse al nivel de los niños y para empezar, señaló la parte delantera de la cosechadora. Les mostró las semillas de soja que cosechaba al romper una vaina de soja. Eso les fascinó a los niños y siguieron recogiendo y guardando las semillas y vainas, las cuales les recomendé examinar más tarde en el centro de ciencia de nuestra aula. Después de cultivar brevemente las preguntas de los niños relacionadas al cultivo de granos, el Sr. Danner empezó a usar la cosechadora para cosechar semillas de soja mientras contemplábamos. Éste se cuidó mucho de manejar derecho hasta el centro de la cosecha, para que viéramos el sendero cosechado que hacía por contraste con las plantas altas de soja en ambos lados. ¡La polvareda producida fue increíble! Los niños corrieron a cubrirse detrás de una camioneta cuando la cosechadora partió. Pero luego la miraron furtivamente cuando dio la vuelta y empezó a volver a nosotros. Un silencio cayó sobre el grupo. Al principio me preocupaba que la tierra los hubiera asustado, pero pronto escuché sus voces agudas y emocionadas llenar el aire cuando empezaron a hablar y hacer preguntas. Al regresar, el Sr. Danner se encontró con una avalancha de preguntas.

Dos madres que se habían ofrecido de voluntarias nos acompañaron en la visita a la granja. La ayudante bilingüe de kindergarten, y la ayudante de nuestro alumno con retrasos graves, también nos acompañaron en el viaje. Anteriormente se había decidido que cada adulto sería el responsable de un grupo de cinco o seis alumnos. Los adultos llevaban bolsas con tableros de dibujo para cada niño, una lista de preguntas, lápices y las hojas de tarja. Cada adulto escogió una pieza de maquinaria para estudiar con su grupo, y se marcharon. Cierto grupo fue al tractor más pequeño, que tenía un vagón; dos grupos fueron al camión de transporte que tenía un taladro, otro grupo fue para dibujar la parte delantera de la cosechadora y otro se subió a la cosechadora. El interés de los niños y la duración de su atención sorprendieron a muchos adultos. Todos los grupos estaban muy ocupados, unos con las hojas de tarja y otros dibujando lo que observaban. La misma madre que había grabado en vídeo nuestra visita anterior a una granja, también nos hizo un vídeo de la visita a la de la familia Danner. Se presentan a continuación ejemplares del vídeo de los niños mientras aprenden activamente en la investigación del sitio.

Ver Video 1

El Sr. Danner les explica a los niños para qué se usa la cosechadora y cómo se maneja. Les muestra las semillas de soja y explica para qué se usan. Luego maneja la cosechadora mientras la observan los niños (aprox. 5 minutos y 30 segundos).

Trasunto del vídeo 1 (pulse aquí para mirarlo o esconderlo)

MR. DANNER: And this is some of the equipment that we use to do it. And this is one of the farms that we do it on. We've got many farms around in the area. This is the truck that we use to haul the grain away to take it to a bin.

TEACHER: … ponen el grano despues de recojerlo y lo ponen alli para llevarando en esta carte en este combino grande.
( … they put the grain after harvesting it and they put it there for carrying it in this bin in this big combine.)

MR. DANNER: We raise different kinds of grain. We raise soybeans.. . . We raise corn. It takes it in through here. This goes to the ground. It lowers and it's got a whole bunch of knives out in front here that cuts it off. And this thing helps push it in. It pushes it in the machine. And gathers it all to the center and pushes it through. Then the combine smashes the plant and rolls it. And inside these—we call these pods. Inside there's beans in there. . . . The machine separates it. We've got a whole bunch of them.

TEACHER: Can you pass it? Pass it to another person.

CHILD: There's a whole bunch of them.

TEACHER: Go up and see if you can get some of the beans. . . . It's OK. There's some in there.

TEACHER: What is in your hand? Can you tell …?

CHILD: Soybeans.

TEACHER: What do they grow in? A bean pod?

CHILD: Yeah.

TEACHER: Let's come sit back down. Now that you've got your beans, sit back down, so we can …

CHILD: I've only got one of them.

TEACHER: That's OK.

TEACHER: We're going to sit back down and see what else …

CHILD: I want my beans back.

MR. DANNER: This is feed for next year.

TEACHER: OK, he was right that they use some of them for planting.

TEACHER: What do you think they use these for?

MR. DANNER: Some of them … you'll find that when you go to the grocery store, like vegetable oil. The beans, when they process them, they get oil, vegetable oil out of them. So a lot of your vegetable oils come from soybeans. It's used for proteins for animals.

TEACHER: Do animals eat it?

MR. DANNER: Yes.

TEACHER: So sometimes animals eat it. A veces los animales lo comen. A veces hacen cosas como aceite. Hacen aceite.
(Sometimes animals eat it. Sometimes they make things like oil. They make oil.)

MR. DANNER: Some of these are for human consumption. For soy milk or soy burgers. Some beans are used for … they're using soybeans to make diesel fuel now. And certain oils. There's many, many uses for soybeans. I don't even know them all.

[The combine goes across the field. The children follow.]

CHILD: The dust is in our eyes already.

TEACHER: That's OK.

[The combine comes to a stop, and Mr. Danner climbs down.]

Ver Video 2

El Sr. Danner hace parar la cosechadora, y discute con los niños la misma máquina y la cosecha. Los niños hacen dibujos y toman apuntes (aprox. 4 minutos y 13 segundos).

Trasunto del vídeo 2 (pulse aquí para mirarlo o esconderlo)

[Mr. Danner gets down from the tractor after driving it across the field.]

TEACHER: That was cool, wasn't it? Did you see it move? Did you see the teeth move?

[The children talk. Mr. Danner explains the operation of the combine. The children gather around buckets of corn.]

TEACHER: Take a big step back so we can explain what it is. Big step back.

TEACHER: Eso es que se llama maiz blanco.
(That's what's called white corn.)
That's what you just looked for?

MR. DANNER: That's what was in those pods. And that's yellow corn for livestock.

TEACHER: Eso no se come la gente. No se come la gente. Se comen los animales esto.
(People don't eat that. People don't eat it. Animals eat that.)

CHILD: I want to eat this.

TEACHER: We're not going to eat it. We're just feeling it right now.

TEACHER: Ya contaron todas las ruedas? Que mas van a contar?
(Did you count all the wheels? What else are you going to count?)

CHILD: Las luces.
(The lights.)

TEACHER: … contar la luz despues?
(…counting the lights after?)

MR. DANNER: You guys want to look inside?

[The children count the parts of the combine: wheels, headlights, etc.]

CHILD: Una …
One, two…
I made eight of them.

TEACHER: Muy bien. Donde estás? (Very good. Where are you?) Oh, there you are. Y las luces? (And the lights?)

CHILD: Now do we get to count the lights?

[Children take notes and make drawings.]

Que ???? adentro?

MR. DANNER: These lights going out to the side show you where your last mark has been when you're doing spring work out in the field. That's the benefit of them. Then there's the light at the end of the auger up there that helps you when you're unloading into the trucks.

TEACHER: There's the lights flashing.

MR. DANNER: It lights up and lets you know how full the truck is.

OTHER FARMER: Did he explain how you drive along side and pick up the beans?

MR. DANNER: No, not really.

TEACHER: Do you know what this tractor is for?

CHILD: Yeah.

TEACHER: What?

[Child answers.]

TEACHER: That's right, in the back wagon, right?

OTHER FARMER: The combine doesn't have to stop moving. This cart can pull along side while the combine is going through the field, and the combine dumps his load onto this cart here. And then this'll take it to the truck.

TEACHER: Did you know that? That's how they did it? You want to get down so somebody else can get up?

CHILD: I found all of them.

OTHER FARMER: Show them where the horn's at. They can each honk the horn.

Después de nuestra visita a la granja de la familia Danner, el proyecto siguió adelante. Inmediatamente después de contemplar la cosechadora mientras cosechaba las plantas de soja, los niños estuvieron llenos de preguntas. Noté que sus preguntas tenían muchos más detalles después de su visita a la granja del Sr. Danner en comparación con sus preguntas anteriores. Una pregunta sobre los tractores volvió a emerger, lo que eventualmente nos motivó a concertar otra visita a la agencia local de tractores y cosechadoras. Los niños empezaron a hacer la siguiente lista de preguntas después de pensar nuevamente en nuestra excursión al mirar un vídeo sobre la misma.

Preguntas posteriores a la visita a la cosechadora (18 de octubre; palabras textuales de los niños)

Anahi y Jorge: ¿Cómo crecen las semillas de soja y el maíz?
Javier: ¿Cómo se maneja un tractor?
Kathy: ¿Cuándo siembras el elote?
Morgan: ¿Qué tamaño tiene una cosechadora?
Josh: ¿De dónde reciben combustible las cosechadoras?
Daniel: ¿Cuántos cuchillos hay adentro (de una cosechadora)?
Jessica: ¿Cuántos días tarda en crecer una semilla de soja?
McKayla: ¿Dónde se hacen las ruedas para un tractor?
Bianca: ¿Cuántas semillas de soja agarran?
Lolita: ¿Por qué agarran las semillas de soja?
Irving: ¿Cuántas ruedas tiene la cosechadora?
Tracy: ¿Dónde se compra un tractor?  ¿Cómo crecen las semillas de soja?  ¿Cuándo se ponen grandes?
Christian: ¿Cómo siembran las semillas de soja?
Alexis: ¿De dónde sale el elote (de la cosechadora) después de ser recogido?
Breanna: ¿Cuándo salen las bolitas de allí? (de las semillas de soja cuando están recogiéndolas)
Kennedi: ¿Adónde llevan el elote las cosechadoras?

Seguimos con el estudio de las cosechadoras. Suministré materiales para su investigación en el salón de clases. Me comuniqué también con el Sr. Danner sobre una pregunta de los niños. También me comuniqué con el Consejo de la Promoción de Semillas de Soja en Iowa, y nos enviaron más información y materiales sobre las semillas de soja. Los niños seguían haciendo muchas preguntas sobre cómo funcionaba la cosechadora, cuántas ruedas tenía, etc. Así que concerté otra visita para la clase, esta vez a una agencia de tractores y cosechadoras.

Llamé a una agencia local de Case, productor internacional de tractores y cosechadoras. La agencia llevaba el nombre del concesionario, H.D. Cline, y se hallaba en West Liberty. Los propietarios al principio de la llamada parecieron un poco renuentes acerca de recibir una visita, pero al final nos invitaron a venir. Yo hice una visita personal el día antes de nuestra visita. Discutimos el tipo de trabajo que harían los niños con los empleados y la gerencia. Se planificaron dos demostraciones para la observación de los niños: se reemplazaría el bombillo del faro de un tractor, y se reemplazarían tornillos en la rueda con una llave neumática. En el salón de clases, los niños se formaron en equipos de acuerdo a lo que cada uno quería estudiar. Se formaron cuatro grupos de interés: uno se enfocaría en un estudio de las ruedas, otro en las luces, otro en el volante y las computadoras, y otro en la parte delantera de la cosechadora.

Los niños verdaderamente disfrutaron la visita. La planificación avanzada valió la pena. Los empleados sabían exactamente dónde los niños deben sentarse y condujeron las demostraciones en un tiempo apropiado para poder prestar atención. Los empleados también nos sorprendieron con una demostración adicional del removimiento de un motor dañado de una cosechadora. Hasta dejaron que todos los niños subieran encima de la cosechadora para ver dónde estaba el motor. Al final de nuestra visita suministraron a los niños un modelo de un tractor para llevarlo a la casa y unos bosquejos de cosechadora para colorear. Usaron los bosquejos para una actividad de escritura, descrita luego en este artículo.

Durante la Fase II del proyecto, los niños siguieron de muchas maneras su investigación de las cosechadoras. Los siguientes ejemplos aparecieron en los tableros de documentación exhibidos para los padres de familia en nuestro evento culminante. El evento culminante es una reunión nocturna cuando las familias vienen a la escuela para aprender sobre las experiencias de los niños. Un tablero manifestó el proceso del trabajo en el proyecto para explicárselo a los padres. Contenía las siguientes categorías: demostración, investigación, dibujos, narración y preguntas.

Las demostraciones observadas por los niños durante las visitas forman una parte integral del Método de Proyectos. Así los niños experimentan algo tangible en el que se pueden enfocar y que se pueden acordar, en vez de escuchar solamente la información verbal. Morgan, de 5 años de edad, expresó la siguiente reflexión: “La cosechadora se estaba moviendo, y teníamos polvo en las caras, y cortó las semillas de soja cuando se movía.” Los niños observaron la cosecha de las semillas de soja en la granja de la familia Danner. Más tarde vieron una demostración de los empleados de H.D. Cline sobre la manera de poner los pernos en la rueda (véase la Figura 3).

Figure 3. H.D. Cline demonstration.

Figura 3. Demostración en H.D. Cline.

Investigaciones. Una parte clave del aprendizaje de los niños sobre la cosechadora fue la investigación práctica. Durante nuestra visita a la granja del Sr. Danner, éste dejó que los niños jugaran en cubos de semillas de soja, elote apto para el uso alimentario, y elote para pienso (véase la Figura 4). En la agencia H.D. Cline los niños tuvieron la oportunidad de subirse a una cosechadora y ver la parte donde se guardan las semillas de soja. Al reflexionar sobre su subida de la cosechadora, Breanna dijo en español: “Estoy subiendo con Paquito para mirar las cosas del elote que estaban adentro de la cosechadora. Estoy mirando las semillas arriba.” (Véanse las Figuras 5 y 6.)

Figure 4. Children playing in the buckets of corn.

Figura 4. Los niños juegan en el elote. Figure 5. Climbing the H.D. Cline combine.

Figura 5. Los niños se subieron a la cosechadora en la agencia H.D. Cline. Figure 6. Brianna on top of the combine looking down.

Figura 6. Breanna miró desde encima de la cosechadora.

Para hacer apuntes durante una visita de investigación, los niños hacen dibujos. Así como los adultos hacen apuntes para ayudarse a recordar cosas, los dibujos de un niño le sirven como ayudas de memoria. Al comparar los dibujos que hace un niño en varios momentos, podemos ver lo que ha aprendido durante el tiempo del estudio. Payton, de 5 años de edad, reflexionó sobre su dibujo de la parte delantera de la cosechadora: “Estaba dibujando los dientes. Morgan dibujaba lo mismo. Usaron los dientes grandes que sirven para moler las semillas” (véase la Figura 7). El dibujo de la Figura 8 fue hecho por Javier el 12 de octubre en la granja de la familia Danner. El dibujo de la Figura 9 fue hecho por Javier el 20 de octubre en nuestro salón de clases. El dibujo final de Javier de las ruedas, hecho el 1 de noviembre en la agencia H.D. Cline, muestra las ruedas delanteras y las traseras con los pernos. (Véase la Figura 10).

Figure 7. Payton and Morgan drawing.

Figura 7. Payton y Morgan dibujan. Figure 8. Sketch by Javier (October 12).

Figura 8. Dibujo de Javier (12 de octubre). Figure 9. Sketch by Javier (October 20).

Figura 9. Dibujo de Javier (20 de octubre).Figure 10. Sketch by Javier (November 1).

Figura 10. Dibujo de Javier (1 de noviembre).

Narración. Una narración de los eventos del proyecto de la cosechadora ayudó a la clase a recordar su experiencia. También les ayudó a reflexionar sobre su propio aprendizaje. Los niños me dictaron la siguiente narración el día después de nuestra visita a la granja del Sr. Danner: “Fuimos a la granja en el autobús. Vimos un tractor y una cosechadora. Vimos unos camiones y Javier dibujó la parte trasera que agarra el elote (el taladro). La cosechadora era amarilla y verde, porque así debe ser. La cosechadora era bien grande. Nos subimos a una escalera para llegar arriba de la cosechadora.”

Preguntas. Al generar sus preguntas individualmente, los niños se hicieron dueños de su trabajo en el proyecto. Durante todo el proyecto los niños hicieron preguntas sin cesar. El Sr. Danner tomó su tiempo para contestar las preguntas de los niños durante nuestra visita (véase la Figura 11). Christian sentía mucha curiosidad sobre cuántas piezas había en la parte delantera de la cosechadora. Llevó la cuenta de las puntas usadas para recoger elote y apuntó los numerales para hallar su respuesta (véase la Figura 12). La pregunta de McKayla fue: “¿Dónde hacen las ruedas para un tractor?” Se acordó de su pregunta sin ayuda y le preguntó a un empleado del H.D. Cline. Yo apunté su respuesta: “Vienen de una tienda y las traemos aquí para ponerlas en los tractores.” McKayla hizo un gran esfuerzo por copiar la respuesta y dibujarla (véase la Figura 13).

Figure 11. Mr. Danner answering questions.

Figura 11. El Sr. Danner contesta las preguntas. Figure 12. Christian's question.

Figura 12. La pregunta de Christian. Figure 13. McKayla's question.

Figura 13. La pregunta de McKayla.

Representación

Durante las semanas que pasaron entre las dos visitas de la clase, los niños siguieron haciendo investigaciones en el salón de clases. Antes de la visita a H.D. Cline, los niños estaban muy absortos en escoger los temas que querían examinar. Apuntaron sus nombres para formar diferentes “equipos” que examinarían varias partes de la maquinaria. Por ejemplo, formaron un “equipo de ruedas”, un “equipo de luces” y un “equipo del volante, la computadora y los botones”. Después de la visita a H.D. Cline, les enseñé a los niños varias formas de documentación de otros proyectos, y discutimos cómo querían ellos compartir su conocimiento nuevo de las cosechadoras. Se decidió que la clase construiría una cosechadora en el salón de clases. Los niños hicieron una lista de lo que necesitaban para hacer una cosechadora y se apuntaron en una lista para varios trabajos. Muchos escogieron el mismo equipo que habían formado durante la visita a H.D. Cline. Casi todos los niños de la clase se apuntaron para hacer un trabajo; muchos decidieron hacer dos cosas diferentes en la construcción de la cosechadora. La clase planeó empezar la construcción el próximo lunes; dos niños se acordaron todo el fin de semana y trajeron materiales especiales para la cosechadora. El siguiente párrafo explica la construcción de la rueda y ejemplifica la documentación que más tarde se colocó en la cosechadora para que la vieran los padres de la familia durante la Noche de las Familias.

Lolita dibujó las ruedas de la cosechadora durante una visita (véanse las Figuras 14 y 15). En el salón de clases, dos semanas más tarde, Lolita y Lexi construyeron las ruedas al examinar los dibujos anteriores y las fotos (véanse las Figuras 16 y 17). Se construyó la cosechadora en una semana durante el plazo apartado para el trabajo en centros por las tardes. Cuando la construcción se había completado, solo jugaron en la cosechadora durante dos días. Partiendo de esta observación y la duración del proyecto, decidí que había llegado el momento para culminar el proyecto.

Figure 14. Lolita sketching.

Figura 14. Lolita dibuja la rueda. Figure 15. Lolita's sketch of a wheel.

Figura 15. El dibujo de la rueda por Lolita. Figure 16. Lolita and Lexi studying photos and sketches of a wheel.

Figura 16. Lolita y Lexi estudian las fotos y dibujos de la rueda. Figure 17. Finished wheel by Lolita and Lexi on the combine.

Figura 17. La rueda para la cosechadora de Lolita y Lexi.

Culminación. Fase III

Los niños se reunieron, y empecé una discusión sobre maneras en que podrían culminar su proyecto. Hice una lista de muchas posibilidades, y la idea que más les emocionó era la de demostrarles su trabajo a sus padres. Hablé con la directora escolar y planeamos la Noche de las Familias para nuestra clase. Escogimos una fecha, la apuntamos en el calendario y los niños llevaron la cuenta de los días que quedaban hasta nuestra “Fiesta de la Cosechadora”, como empezaron a llamarlo. La Noche de las Familias fue una buena conclusión del proyecto y se describe con más detalles abajo. Durante la Noche de las Familias exhibió dos tableros de documentación: “Cómo aprendimos en el proyecto de la cosechadora” y “Los objetivos del kindergarten alcanzados en el proyecto de la cosechadora”. La cosechadora misma fue usada como documentación ya que se hicieron tarjetas que explicaban la construcción de cada parte (véase la Figura 18).

Figure 18. Example of a tent card from family night.

Figura 18. Ejemplar de las tarjetas exhibidas en la Noche de las Familias.

Los niños se entusiasmaron mucho por la Noche de las Familias. Acabé temprano de hacer los tableros de documentación y los traje al salón de clases dos días antes del evento. Durante el tiempo para trabajar en centros, cada niño tuvo la oportunidad de buscar su contribución al proyecto en los dos tableros o en las tarjetas fijadas a la cosechadora que habían construido. Además, ensayaron el demostrarle su parte a su familia. Doce familias vinieron a la Noche de las Familias, incluso ¡abuelos, tíos y hasta algunos vecinos! Esta asistencia fue la mejor de todos los eventos escolares para las familias durante aquel año escolar. Casi la mitad de los participantes eran hispanohablantes. Durante la Noche de las Familias, también se dispusieron formularios de evaluación para los padres de familia acerca del uso del Método de Proyectos en nuestra clase. En las Figuras 19 a 21 se presentan fotos de los padres de familia mirando la documentación del proyecto de la cosechadora.

Figure 19. Families looking at a display.

Figura 19. Las familias miran la documentación. Figure 20. Kennedi's mom looking at a display.

Figura 20. La mamá de Kennedi mira la documentación.Figure 21. Lexi showing her mom her wheel part of the combine.

Figura 21. Lexi enseña a su mamá su parte de la rueda de la cosechadora.

Reflexiones de la maestra

Participación de los padres

Mucho del éxito de este proyecto tenía que ver con el apoyo e interés de los padres de familia. Participaron de muchas maneras en el proyecto de la cosechadora. Presenté una reunión nocturna sobre el Método de Proyectos, les animé a ofrecerse de voluntarios, y presentamos una Noche de las Familias para celebrar la construcción de la cosechadora.

La reunión informativa sobre el Método de Proyectos fue a principios del año escolar, aproximadamente dos semanas después del primer día de clases. Diez familias asistieron a la reunión; representaban a la mitad de los alumnos de la clase. En nuestra escuela se considera como normal una asistencia que representa la mitad de la clase a eventos para las familias. Por ejemplo, nueve familias de nuestra clase asistieron a la “Casa abierta/Open House” para toda la escuela. Me sentí muy contenta al ver que uno de cada tres de los participantes de la reunión informativa era hispanohablante. Les expliqué muy brevemente el Método de Proyectos, cómo los alumnos podrían alcanzar muchos de los objetivos del kindergarten a través de este Método, finalmente cómo ellos, los padres de familia, podían apoyar a sus hijos con el trabajo de proyectos. Pedí que los padres y madres apuntaran sus oficios y pasatiempos, para tenerlos presentes al considerar temas posibles de proyectos futuros.

Siguiendo la reunión informativa, muchos padres y madres querían ofrecerse de voluntarios en nuestro proyecto. Dos madres que habían asistido a la reunión empezaron a ofrecerse de voluntarias cada semana en nuestro salón de clases. Las dos decidieron acompañarnos en la visita a la granja de la familia Danner.

Una madre también se ofreció para grabar en vídeo el trabajo de los niños durante la visita. Nos grabó en vídeo la primera visita a la granja que hicimos con todas las clases de kindergarten. Hizo una buena grabación, por lo que le enseñé algunas páginas de Windows on Learning/Ventalas del aprendizaje (Helm, Beneke, Steinheimer, 1998: Bernard) sobre el uso de vídeos en el trabajo de proyectos. Por ejemplo, dicen que es mejor enfocarse en una sola sección de una maquinaria que puede ser abrumadora para un niño. La grabación de la visita fue magnífica y nos dio la oportunidad de ‘visitar’ la granja una y otra vez. Los niños la vieron antes de generar la lista de preguntas nuevas, dos días después de hacer su investigación práctica. El vídeo también nos permitió volver a hacer los dibujos de observación en el salón de clases. Además, les ayudó a los niños a acordarse de muchos detalles de la cosechadora cuando empezaron su construcción.

Alcanzar los objetivos curriculares

Una de mis preocupaciones mayores durante todo el proyecto fue la aplicación de los objetivos curriculares. Esto se debía parcialmente a que yo había recibido una concesión de la Fundación de West Liberty para usar el Método de Proyectos. Quería hacer un esfuerzo por demostrar al consejo de administración de la Fundación cómo el Método de Proyectos puede surtir efecto para alcanzar los objetivos académicos en las clases. También quería demostrar a los padres de familia lo mucho que aprendieron los niños durante el proyecto, y la fuerte conexión entre el Método de Proyectos y el currículo escolar.

Empecé al usar una red de ideas para maestros, a fin de idear una lista de maneras posibles de conectar un proyecto de granjas con nuestro currículo. Por supuesto, la red de ideas cambió al igual como el proyecto cambió. Tanto como me resultaba posible, incorporé las ideas de la red para maestros a mis planes de lecciones. También tenía a la mano una copia de los objetivos de calificación para usarlos mientras escribía los planes de lecciones. ¡Había bastantes áreas en que resultó posible juntar los objetivos curriculares del kindergarten con el proyecto de la cosechadora! Para hacer los tableros de exhibición para la Noche de las Familias, escogí ejemplos de las materias de literatura, matemática y ciencia. Quería clarificar los objetivos para los lectores, así que apunté el objetivo realizado directamente debajo del trabajo del niño.

Un objetivo en el que trabajaron era de matemática: entender el valor de los números de 1 a 10 (véase la Figura 22). Otro objetivo de matemáticas que se exploró era la escritura de los numerales de 1 a 20. Javier quería representar los cuatro tornillos del faro del tractor; dibujó cuatro puntitos y escribió los numerales 1, 2, 3 y 4. Durante el proyecto de la cosechadora, a Anahi le interesaban los calibres dentro del tractor. Ella copió muchos numerales grandes para representar los 18 calibres (véase la Figura 23).

Figure 22. Javier counting lights.

Figura 22. Javier contó los tornillos.Figure 23. Anahi's tractor gauge.

Figura 23. Anahi apuntó los numerales del tractor.

También colaboramos para alcanzar muchos objetivos de literatura. Un objetivo importante de esta materia para el kindergarten era el seguimiento de palabras mientras leían. Al escribir cartas de agradecimiento a los empleados de H.D. Cline, Michelle fue a la lista escrita en una cartulina y con mucho cuidado tocó cada palabra mientras leyó, ya que quería escribirlas perfectamente en su carta de agradecimiento (véase la Figura 24). Otro objetivo de la literatura durante el kindergarten era usar los sonidos de las letras conocidas para escribir. Usando los dibujos de una cosechadora que el personal de H.D. Cline nos había dado, pregunté a los niños si les gustaría rotular algunas partes de la cosechadora. Ensayaron decir las palabras muy lentamente y escucharon los sonidos (véanse las Figuras 25 y 26). También trabajamos en el objetivo de entender que la escritura tiene significado. Después de las visitas de investigación, mostré las fotos a la clase para que me contaran lo que observaban en cada foto. A Kathy le interesaba mucho lo que yo escribía, así que dejé que la niña hiciera su propia escritura sobre el dibujo. Ella escribió: “We were watching” (Estábamos observando”) y “There are 8 bolts in the wheel” (Hay ocho pernos en la rueda”; véanse las Figuras 27 y 28).

Figure 24. Work sampling: Michelle.

Figura 24. Ejemplo de un trabajo de Michelle. Figure 25. Spanish labeling: Daniel

Figura 25. Daniel hizo un rótulo en español. Figure 26. English labeling: Josh.

Figura 26. Josh hizo un rótulo en inglés. Figure 27. Wheel with 8 bolts.

Figura 27. Los ocho pernos de la rueda. Figure 28. Writing: Kathy.

Figura 28. La escritura de Kathy.

La participación de niños con necesidades especiales

Uno de los aspectos del Método de Proyectos que me dio más gusto fue la participación de Paquito, quien tiene necesidades especiales. Está clasificado como un niño con necesidades especiales graves y necesita de una ayudante de tiempo completo para la clase. Las habilidades verbales del niño están al nivel de un niño de entre dos años y medio y tres años y medio. Tiene un lenguaje receptivo más amplio que su lenguaje expresivo. Hay algunas palabras que usa a menudo para expresar sus deseos o necesidades, como “baño” o “maestra”. Cuando le hacemos una pregunta o tiene que tomar una decisión, comúnmente el niño nos repite la pregunta pero sin contestar verbalmente.

Yo sabía que algunos aspectos del Método de Proyectos podrían resultarle provechosos a Paquito, incluyendo las visitas de investigación y la investigación práctica. Aún más áreas del trabajo del proyecto y la participación del niño me preocupaban, como el hacer preguntas o las decisiones tomadas por los niños respecto al evento culminante. Paquito participó plenamente en nuestras visitas de investigación, y con ayuda podía completar las hojas de tarja acerca de varias partes del tractor. También hizo diccionarios con nuestra clase, en los que copiaron palabras de nuestra ‘pared de palabras’ que querían deletrear para el proyecto, e hizo dibujos para cada palabra. Cuando los niños escogieron los temas que querían estudiar para la visita a la agencia de tractores, Paquito mostró la habilidad de apuntarse en el grupo del volante. Sin embargo, más tarde cuando los niños decidieron apuntarse para formar equipos para la construcción de la cosechadora, Paquito no escogió ningún equipo.

Durante el tiempo apartado para el trabajo en centros e, nuestra clase, los niños que se habían apuntado para construir cada pieza de nuestra cosechadora fueron al área de juego dramático para empezar la construcción. Otros niños, cuyos equipos no iban a participar en la construcción en ese momento, simplemente me dijeron de otro centro en el que querían jugar aquel día. Cuando fue el turno de Paquito, éste decidió ir a la cosechadora. Yo no estaba segura si debía dejar que fuera; me preocupaba que no supiera qué hacer o las reacciones de los demás niños al ver a Paquito en este centro durante la construcción. Al final decidí que no era justo impedir que fuera y le permití ir al centro. Estaba muy contenta al ver que Josh, un compañero de clase, cuidaba de Paquito. Josh intentaba fijar con cinta adhesiva su volante a un lado de la cosechadora. Le dijo a Paquita que fuera por sus tijeras, y luego le enseñó dónde cortar. Josh y Paquito trabajaron juntos durante casi 20 minutos para cortar la cinta y juntar el volante a la cosechadora. ¡Paquito no solo tuvo la oportunidad de participar en la construcción, sino también construyó la parte exacta que le había interesado durante la visita a la agencia de tractores! Les conté esta historia a los padres de familia en las tarjetas exhibidas en la cosechadora durante la Noche de las Familias.

Figure 29. Sign from combine about Paquito and Josh on the steering wheel.

Figura 29. Tarjeta de la cosechadora que cuenta cómo Paquito y Josh hicieron el volante.

Evaluación de la maestra sobre el proyecto

A través del proyecto de la cosechadora, aprendí mucho sobre el proceso de hacer un proyecto. La cosechadora y la maquinaria de cultivo eran temas apropiados ya que ambas cosas son significativas y relevantes en las vidas de los niños. Ciertamente reflejan las experiencias de mis estudiantes en esta zona rural de Iowa. Cuatro de los niños de mi clase son de familias agricultoras. Además, el tema resultó exitoso ya que ocurrió durante la temporada de cosecha. Los niños podían observar la maquinaria que cultivaba y trabajaba todo en derredor de ellos. El tema también resultó ya que las cosechadoras presentan muchas cosas que los niños podían dibujar y examinar. Era un tema muy concreto para ellos.

Los niños aumentaron mucho su conocimiento en las áreas que yo esperaba. Los objetivos de matemáticas y literatura se integraron fácilmente a nuestro trabajo del proyecto. La única área que me hubiera gustado investigar más a fondo eran los productos reales de las semillas de soja y elote en Iowa. Recibimos crayones del Consejo de la Promoción de Semillas de Soja en Iowa, pero me hubiera gustado traer a la clase otros productos, como aceite, para que pudieran verlos. El observar tales productos les habría ayudado a completar en la mente el proceso de la cosecha al ver el resultado final. Los productos también me habrían ayudado a introducir más objetivos de ciencia y de ciencias sociales. Desde el principio del proyecto, prioricé la integración de objetivos curriculares de literatura y matemática. A pesar de que hubiera podido incluir más objetivos en otras materias, por lo general estaba contenta al final del proyecto al ver que se habían alcanzado tantos objetivos.

Me da gusto ver cómo el Método de Proyectos funciona en las consideraciones especiales de una clase bilingüe. Las experiencias prácticas ofrecieron un cimiento rico para el desarrollo del vocabulario en un segundo idioma. Los niños hispanohablantes y anglohablantes se sintieron muy motivados por entender lo que yo les leía cuando esto trataba de con las cosechadoras. Noté un nivel mayor de comunicación entre los niños de ambas lenguas maternas. La comunicación era especialmente intensa durante la construcción de la cosechadora. Un pequeño anglohablante, por ejemplo, quería asegurarse que su compañero hispanohablante sabía qué hacer, así que dijo: “Go get your tijeras” (Vete por tus tijeras). Cuando los niños planearon hacer preguntas a un perito en su segundo idioma, trabajaron con esfuerzo en pronunciar las palabras de manera que éstas se entendieran. Además, noté que los padres de idiomas diferentes se comunicaban sobre el trabajo de sus hijos durante la Noche de las Familias, más que en los otros eventos escolares para las familias.

Durante el proyecto de la cosechadora tuve la oportunidad de adquirir conocimientos nuevos sobre las fases individuales del Método de Proyectos. Aprendí que durante la primera fase, en mis intentos por apuntar el conocimiento anterior de los niños, muchas veces generan preguntas. Hubiera sido posible apuntar sus preguntas en otra hoja de papel al mismo tiempo que hacían la red de ideas, en vez de esperar para registrar sus preguntas más tarde. Durante las Fase II, hice experimentos para discernir los beneficios de hacer una visita preliminar antes llevar a toda la clase. Creo que la visita preliminar me posibilitó mejorar la experiencia de los niños. Durante la Fase III, hice participar más a los niños en planear los eventos, en comparación con actividades anteriores. Al verse incluidos más en la planificación, los niños se entusiasmaron más con la Noche de las Familias, y esta emoción contribuyó a la asistencia de muchas familias.

En conclusión

El proyecto de la cosechadora nos hizo pensar, tanto a mí como a mis alumnos. Empecé a percibir que algo excepcional ocurría en mi salón de clases después de participar en una conversación durante el almuerzo. Algunos colegas se quejaban de la emoción de los niños por sus vacaciones del Día de Acción de Gracias. Comenté que mis alumnos no estaban tan inquietos y emocionados por el día festivo este año. Otra maestra, cuya nieta asiste a mi clase, comentó: “Les digo por qué están emocionados tus niños… ¡ese proyecto tuyo de la cosechadora!” ¡Qué maravilloso estar emocionado sobre aprender e investigar en el kindergarten!

Información de la autora

Rebecca Wilson imparte clases bilingües de kindergarten en la escuela primaria West Elementary en West Liberty (Iowa). Las clases del programa bilingüe se enfocan en el mantenimiento de la lengua materna de los niños mientras aprenden un segundo idioma. Este programa sirve a alumnos desde el nivel preescolar hasta el cuarto grado. Rebecca tiene una licenciatura universitaria con especialización doble en educación y español de la Universidad del Norte de Iowa. Sigue aprendiendo sobre el Método de Enseñanza por Proyectos y el uso del mismo en su clase.

Rebecca Wilson
West Elementary School
111 W. 7th St.
West Liberty, IA 52776
Teléfono: 319-627-4243
E-mail: rwilson@westlibertyschools.com

Para más información sobre el Método de Enseñanza por Proyectos, sírvase visitar http://illinoisearlylearning.org/resources/pip.htm

This article has been accessed 11,892 times through June 1, 2007.