ECRP

Facebook

Enviar comentarios
a la Editora de ECRP.

          
Share View this page in English InicioContenido de todos los númerosContenido de número actual
Vol. 15 No. 2
©Derechos de autor reservados 2013

El patrocinio a nivel comunitario del cuidado y educación infantil. Un estudio de casos en Illinois

David Lloyd y Larry Joseph
Centro de Políticas Fiscales
Voces para Niños de Illinois

Sinopsis

El programa Early Childhood Block Grant (ECBG, o Subvención en Bloque para la Primera Infancia) distribuye los fondos estatales destinados a programas preescolares y para bebés y niños hasta los tres años de edad en Illinois. Los autores realizaron un estudio de casos en Evanston, ciudad en la zona norte del Condado Cook del estado de Illinois. Entrevistaron a representantes de la comunidad y analizaron datos del programa ECBG para discernir las maneras de que se utilizan los fondos ECBG para proveer servicios de cuidado y educación infantil. La infraestructura comunitaria de Evanston para dichos servicios abarca su distrito escolar de escuelas primarias, proveedores de servicios comunitarios, varias iniciativas colaborativas y una fundación comunitaria activa. Estas organizaciones usan múltiples vías de fondos de ECBG y diversas fuentes más. Esta práctica, aunque puede mejorar la capacidad de servir a niños pequeños y sus familias, también puede contribuir a la inestabilidad financiera de los proveedores comunitarios, además de a la discontinuidad de servicios. Los autores hallaron que la crisis fiscal del estado y las reducciones relacionadas de presupuestos han resultado en menos niños servidos en Evanston, en parte por los largos retrasos de pagos ECBG. Se ofrecen sugerencias para la futura investigación y la creación de una base de conocimiento de enfoque comunitario que apoyaría la abogacía comunitaria y en todo el estado por la inversión pública en el cuidado y educación infantil.      

Introducción

El programa Early Childhood Block Grant (ECBG, o Subvención en Bloque para la Primera Infancia) fue establecido en 1997 por la Illinois General Assembly (Asamblea General de Illinois) para proveer fondos a programas preescolares y para niños entre su nacimiento y los tres años de edad. El ECBG es la combinación de dos programas independientes —el Pre-Kindergarten Program for Children At Risk of Academic Failure (Pre-K At-Risk, o Programa de Pre-kindergarten para Niños que Están en Riesgo del Fracaso Académico), instituido en 1985, y el Early Childhood Prevention Initiative Program (Programa de la Iniciativa de Prevención para la Primera Infancia), que se estableció en 1989— en una sola fuente de fondos. La meta del primer programa era aumentar el acceso a programas preescolares de niños que estaban en riesgo. El segundo ofrecía servicios coordinados, intensivos e integrales de desarrollo infantil y apoyo a la familia para niños menores de 3 años de edad que estaban en riesgo y sus familias, a fin de ayudar a construir un cimiento sólido para el aprendizaje.     

Originalmente, el 8% de todos los fondos ECBG se debía utilizar para programas que servían a niños menores de 3 años de edad. La cantidad apartada para los niños entre su nacimiento y los 3 años se incrementó en 2003 al 11%. La legislación promulgada en 2009 (Ley Pública 96-0423) requiere que se aparte al menos el 20% para el año fiscal (AF, de aquí en adelante) 2015. Se expandió en 2006 el componente pre-kindergarten del ECBG para incluir la iniciativa del estado Preschool for All (PFA, o Preescolar para Todos), con el objetivo de ofrecer con tiempo el acceso a todos los niños cuyos padres querían inscribirlos. La prioridad en la otorgación de fondos se daba a los programas que servían a niños a quienes se les consideraba que estaban en riesgo. La segunda prioridad financiera eran los programas que servían principalmente a niños de familias de ingresos bajos y moderados (ingresos menores del 400% del nivel de pobreza). (El 200% del nivel federal de pobreza en 2011 era aproximadamente $36,200 para padres solteros con dos hijos, y $45,600 para parejas casadas con dos hijos.)  

Antes del AF 2012, los cesionarios preescolares recibían subvenciones distintas para los programas Pre-K At-Risk y Preschool for All (PFA). Posteriormente, los fondos ECBG se destinaban al programa PFA para niños de 3 y 4 años de edad, y a la Early Childhood Prevention Initiative para servicios de desarrollo infantil para familias de bebés y niños de 1 y 2 años de edad. En el AF 2012, el 80% del desembolso se destinó a programas preescolares, el 18% a programas para bebés y niños menores de 3 años, y el resto a proyectos infraestructurales y gastos administrativos del estado. Las Escuelas Públicas de Chicago reciben el 37% de la asignación. En el resto del estado, se distribuyen las subvenciones según un proceso competitivo de pedir propuestas. Los departamentos regionales de educación (ROE, siglas en inglés) son cesionarios ECBG en algunas partes del estado. En la zona noroeste de Illinois, el ROE Carroll/Jo Daviess/Stephenson administra los fondos ECBG para más de 500 niños en 16 sitios PFA y como 140 niños en tres sitios de la Prevention Initiative. En el Condado Vermilion de la zona sur del estado, el Distrito Comunitario Consolidado 118 de Danville es el único cesionario ECBG para programas preescolares y sirve a 550 niños en 10 sitios. El Early Childhood Developmental Enrichment Center (Centro de Enriquecer el Desarrollo en la Primera Infancia) en la zona norte y suburbana del Condado Cook es el cesionario ECBG para dos municipalidades (townships en inglés) que incluyen las comunidades de  Arlington Heights, Buffalo Grove, Hoffman Estates, Palatine, Rolling Meadows y Wheeling. Esta organización sirve a 60 niños en 5 sitios de la Prevention Initiative y a aproximadamente 1,200 niños en 18 sitios de PFA, los cuales incluyen algunas escuelas públicas.

Según las cifras del Illinois State Board of Education (ISBE, o Comité Estatal de Educación de Illinois), el patrocinio ECBG por todo el estado creció de $154 millones en el AF 1999 a casi $380 millones en el AF 2009. Durante el mismo periodo, el número de niños servidos en programas preescolares financiados por el estado subió de aproximadamente 50,000 a más de 95,000. Desde el AF 2009, sin embargo, se ha reducido los fondos anuales ECBG en más del 20%. El número de niños servidos en 2013 en programas preescolares financiados por el estado en Illinois representaba una reducción de como 20,000 desde el AF 2009. El impacto cumulativo de estas reducciones durante cuatro años ha sido una disminución en inscripciones de más de 50,000 niños. El número de niños en listas de espera subió de cómo 12,300 en el AF 2009 a casi 19,000 en el AF 2011.

Por orden estatal, la primera prioridad financiera de ECBG deberían ser los programas que sirven principalmente a los niños a quienes se les considera “en riesgo”. Los factores de riesgo más comunes son los bajos ingresos familiares y las lenguas maternas habladas en casa aparte del inglés; otros incluyen retrasos de desarrollo, el estar sin hogar, la colocación en el cuidado sustituto y padres o adolescentes o que han abandonado la escuela. Después de las reducciones en fondos ECBG en el AF 2011, se requería que los programas tuvieran inscripciones del 80% o más de niños que estaban en riesgo, lo que representa un incremento del 50% anterior.

Se procura que los fondos ECBG posibiliten que las comunidades ofrezcan oportunidades de aprendizaje infantil de alta calidad en diversos ambientes, los cuales incluyen escuelas públicas, centros de cuidado infantil, organizaciones religiosas y otras agencias comunitarias. ECBG ha sido la base de fondos para programas para niños pequeños mientras las inversiones estatales en el cuidado y educación infantil fluctuaban durante toda la Gran Recesión y la crisis fiscal prolongada del estado. Sin embargo, el patrocinio de ECBG por sí solo es rara vez suficiente para mantener la programación, y cubre solamente los costos de medio día para programas preescolares. Los proveedores de servicios infantiles tienen problemas a menudo para hallar fondos de otras fuentes, como por ejemplo el Child Care Assistance Program (CCAP, o Programa de Asistencia para el Cuidado Infantil) del estado, subvenciones federales para Head Start y Early Head Start, y varios recursos locales, tanto públicos como privados.

Métodos

Propósito del estudio

A fin de comprender mejor cómo manejan las comunidades los recursos para la primera infancia, incluso los fondos ECBG, realizamos un estudio de casos de la ciudad de Evanston (Illinois) que examinó los papeles del distrito escolar y dos proveedores comunitarios grandes además de otras organizaciones que funcionan como recursos comunitarios importantes para el cuidado y educación infantil.

Contexto

Evanston es una ciudad de aproximadamente 75,000 residentes, ubicada en el Condado Cook y justo al norte de Chicago y en la orilla del lago Michigan. Aunque el ingreso familiar anual mediano es más o menos $109,000 (comparado con $68,000 por todo el estado), casi la cuarta parte de sus niños viven en hogares que tienen ingresos menores del 200% del nivel de pobreza. En 2010, el 51% de la población infantil de Evanston era blanco, el 23% afroamericano y el 15% latino. En contraste, los porcentajes de la población infantil de la zona suburbana del norte del Condado Cook eran el 56% blanco, el 5% afroamericano y el 23% latino. Entre 2000 y 2010, la población infantil latina de Evanston experimentó un aumento del 45% mientras el número de niños blancos disminuyó en un 4% y el número de niños afroamericanos, en un 35%. (Véase el Apéndice 1 para datos demográficos sobre Evanston.)  

Fuentes de datos

Realizamos entrevistas por teléfono, en persona y por email con individuos claves que representaban seis agencias y organizaciones en la ciudad de Evanston. La mayoría de las estadísticas y la información contextual sobre estas organizaciones y agencias detalladas en el resto del presente artículo se sacaron de estas entrevistas. También recopilamos y analizamos datos sobre el programa ECBG del Comité Estatal de Educación de Illinois.

Hallazgos

Sitios del programa ECBG en Evanston

Actualmente, Evanston tiene cuatro cesionarios ECBG y siete sitios de programa. (Para más detalles, véase el Apéndice 2). El Distrito Escolar 65 de Evanston recibe la mayor cantidad de fondos para tanto el programa Preschool for All (PFA) como la Prevention Initiative. El segundo cesionario más grande, la Childcare Network of Evanston (Red de Cuidado Infantil de Evanston), distribuye fondos PFA a cinco entidades comunitarias colaboradoras. Como indica la Figura 1, el 100% de los niños inscritos en el PFA de Evanston satisfacían los criterios de “riesgo” del estado, en comparación con el 83% por todo el estado. Dos tercios de los niños inscritos en Evanston satisfacían los criterios PFA de bajos ingresos (menores del 185% del nivel de pobreza).

 

Figure 1

Dos tercios de los niños afroamericanos y el 60% de los niños latinos en Illinois son de familias de bajos ingresos (menores del 200% del nivel de pobreza), mientras que la cuarta parte de los niños blancos y asiáticos son de bajos ingresos.1 La inscripción PFA en Evanston en el AF 2012 era de un 34% de niños afroamericanos, un 32% latinos y un 17% blancos. El 11% de los estudiantes PFA en Evanston eran identificados como multirraciales, en comparación con el 4% del estado en conjunto. La composición racial-étnica de los programas para niños entre su nacimiento y los 3 años de edad era de un 51% afroamericana, un 37% latina y un 7% blanca.2

El impacto de las tendencias del patrocinio ECBG

En el AF 2009, los proveedores en Evanston recibían un poco más de $1.9 millones de fondos ECBG. Aproximadamente dos tercios de estos fondos financiaban el programa PFA; el resto financiaba los programas para bebés y niños de 3 años de edad y menores. Sin embargo, para el AF 2013 los cesionarios en Evanston recibían un 20% menos que cuatro años antes. El Distrito Escolar 65 sufrió una reducción del 10% y los fondos para proveedores comunitarios, del 36%. Las reducciones para programas preescolares (el 22%) eran mayores que las de la Prevention Initiative (el 13%). El número de sitios PFA bajó de 15 a 7, y se perdieron en Evanston 80 lugares de inscripción preescolares financiados por ECBG.

Los efectos de las reducciones de fondos ECBG han sido agravados por largos retrasos en los pagos estatales. En el AF 2010, el Distrito Escolar 65 no recibió su primer pago ECBG programado hasta la última semana del año fiscal, y sus pagos finales llegaron más de cuatro meses después del comienzo del próximo año fiscal. Los retrasos en los primeros pagos del ECBG disminuyeron gradualmente de 328 días en el AF 2010 a 153 días en el AF 2013.

El Distrito Escolar 65 tenía recursos ilimitados substanciales que lo ayudaban a manejar los retrasos en pagos ECBG. Los proveedores comunitarios, sin embargo, estaban en apuros. Los pagos del estado atrasados causaban problemas del flujo de caja para las agencias comunitarias que ya sufrían presiones económicas. Por ejemplo, la Childcare Network de Evanston, cesionario para cinco sitios PFA, experimentaba retrasos en pagos ECBG de un promedio de 138 durante cuatro años. Los retrasos en sus primeros pagos eran más de un mes más largos en el AF 2013 que en el AF 2011. Para el Preescolar Puerta Abierta, el cual recibía los fondos ECBG directamente del estado, los retrasos eran de un promedio de 189 días durante cuatro años fiscales. En los AF 2011 y 2012, sus primeros pagos llegaron con al menos siete meses de atraso. En el AF 2013, el retraso era de cinco meses. Los retrasos en pagos a la Infant Welfare Society of Evanston (Sociedad para el Bienestar de Bebés de Evanston) eran de un promedio de 208 días durante cuatro años. En el AF 2011, esta organización recibió sus tres pagos finales cuatro meses después del año fiscal. En el AF 2013, su primer pago llegó del estado con casi siete meses de atraso.

El patrocinio y los servicios en tres programas ECBG

Evanston School District 65

El School District (Distrito Escolar) 65, el sitio PFA más grande de Evanston, recibió $640,000 de patrocinio PFA en el AF 2013. Estos fondos financiaban cuatro aulas de dos sesiones de medio día y aproximadamente 20 niños en cada uno, para un total de 160 lugares de inscripción en el programa. Dos de las aulas (80 lugares) eran bilingües en español e inglés. El Distrito tenía también aulas preescolares que dependían de otras fuentes de fondos. Los fondos estatales y federales para la educación especial financiaban cinco aulas de educación especial preescolar que servían a más de 90 niños. Veinte niños más, quienes tenían discapacidades, estaban inscritos en clases PFA. Los fondos federales de Head Start financiaban cinco aulas preescolares que servían a más de 200 niños. El Distrito utilizaba sus propios fondos para la contrapartida requerida por Head Start.  

Además, el Centro Familiar del Distrito Escolar 65 ofrecía varios programas para niños pequeños. El Distrito recibió en el AF 2013 casi $460,000 de fondos ECBG con que proveer servicios a más de 100 bebés y niños de uno y dos años de edad que estaban en riesgo y sus familias. El Centro Familiar también servía a 24 niños en su programa federal de Early Head Start.

El Distrito Escolar 65 era uno de los distritos que recibieron una porción de la subvención de $15 millones Investing in Innovation (Inversión en la Innovación) del Departamento de Educación de Estados Unidos a la Universidad de Minnesota. Con su porción ($1.3 millón durante cinco años), el Distrito 65 está expandiendo su programa del Child-Parent Center (Centro para Niños y Padres) a fin de proveer servicios educativos y familiares de apoyo para 200 niños de bajos ingresos entre la edad preescolar y el tercer año de la primaria. La fase inicial del proyecto comenzó en el otoño de 2012 con programas preescolares en tanto el Distrito 65 como el Child Care Center de Evanston, y participarán cuatro escuelas primarias en el proyecto expandido (District 65 selected, 2012). La comunidad de Evanston recaudó aproximadamente $450,000 en fondos locales de contrapartida para el proyecto total. Los patrocinadores locales incluyen la Evanston Community Foundation (Fundación Comunitaria de Evanston), Foundation 65 (Fundación 65, la fundación educativa del Distrito), la Universidad Northwestern, la Lewis-Sebring Family Foundation (Fundación de la Familia Lewis-Sebring) y la Finnegan Family Foundation (Fundación de la Familia Finnegan) (District 65 selected, 2012).

No obstante, la programación infantil del Distrito era víctima de las reducciones en presupuestos estatales. Entre el AF 2009 y el AF 2013, el Distrito perdió $120,000 (el 16%) en fondos PFA, lo cual causó la pérdida de un aula PFA (40 lugares de inscripción en el programa). El Distrito hizo el intento de inscribir en Head Start a los niños que tenían los mayores factores de riesgo, pero según Ellen Fogelberg, superintendente auxiliar de escuelas primarias y programas infantiles, no pudo compensar todos los lugares de inscripción perdidos.

El número de niños que cumplían los requisitos para el preescolar sigue siendo mayor que el número de lugares de inscripción disponibles. En tanto 2011 como 2012, el Distrito tenía una lista de espera para aulas PFA de como 20 niños. Las reducciones al ECBG han afectado también a los fondos para bebés y niños menores de tres años de edad. En el AF 2013, el Distrito perdió $40,000 (el 4%), pero pudo absorber la pérdida sin reducir los servicios para familias de niños en riesgo.

El acceso a otros fondos ilimitados permitió que el Distrito se enfrentara con los retrasos de pago mencionados más arriba. Recibe más de $90 millones al año en impuestos sobre la propiedad y otros ingresos públicos además de aproximadamente $4 millones de General State Aid (Asistencia Estatal General), en comparación con como $1 millón del ECBG. Durante este periodo, los distritos escolares típicamente reciben puntualmente las asignaciones mensuales de General State Aid, a diferencia de los largos atrasos en los pagos del ECBG.

Child Care Center of Evanston

El Child Care Center (Centro de Cuidado Infantil) de Evanston es un sub-cesionario de ECBG que recibe $76,000 de fondos PFA mediante la Childcare Network (Red de Cuidado Infantil) de Evanston. Las dos aulas preescolares del Centro de Cuidado Infantil sirven a como 40 niños; 30 de los lugares de inscripciones son financiados por ECBG y el resto por las familias que pagan cuotas completas. Esta organización también tiene un aula Montessori y otra para niños de 2 a 3 años de edad. Ambas aulas son financiadas por familias que pagan cuotas completas y el Child Care Assistance Program (CCAP, o Programa de Asistencia para el Cuidado Infantil), el cual ofrece subsidios a familias de bajos ingresos.

El Centro de Cuidado Infantil opera un programa de Family Child Care Connections (Conexiones con el Cuidado Infantil Familiar) de 11 proveedores, cada uno en un sitio distinto, que ofrece el cuidado infantil para 44 niños. La organización también sirve a 16 niños en tres sitios de Early Head Start. Este programa es financiado con fondos federales de Early Head Start y del CCAP.

Como consecuencia de las reducciones del ECBG, el Centro de Cuidado Infantil perdió 20 lugares de inscripción preescolar. También lo han afectado cambios en las políticas del CCAP, como por ejemplo la eliminación de pagos adicionales por la inscripción de bebés, la cancelación de aumentos programados de tarifas y el refuerzo de los criterios de elegibilidad. El límite máximo de ingresos elegibles se bajó en 2012 del 200% al 185% del nivel de pobreza. Los co-pagos familiares requeridos se aumentaron considerablemente en 2011 y 2012. Para las familias de madre o padre soltero con dos hijos al 150% del nivel de pobreza, se aumentaron los co-pagos de $85 a $180 al mes.

El Centro de Cuidado Infantil también ha lidiado con largos atrasos en pagos ECBG del estado. Un aumento de donativos privados cada año por la temporada de la Navidad históricamente permitía que el Centro perdonara los saldos no pagados que debían familias necesitadas, pero los pagos ECBG atrasados hacían que esto se dificultara más. En el AF 2012, el Centro perdió $20,000 también cuando North Shore United Way (United Way de la zona suburbana al norte de Chicago, en la orilla del lago Michigan) cambió sus prioridades de patrocinio. Dos programas preescolares más de Evanston, el Reba Place Day Nursery (Guardería Reba Place) y el Evanston Day Nursery (Guardería Evanston), perdieron más de $15,000 cada uno en fondos de United Way.

Estas tendencias del patrocinio estatal, en particular el acceso reducido a subsidios CCAP y el valor en declive del subsidio, han motivado al Centro de Cuidado Infantil a llenar algunos de sus lugares de inscripción con niños de familias que podían pagar cuotas completas. Sin embargo, según su directora executiva Lindsay Percival, la habilidad del Centro de atraer a dichas familias se vio desafiada en el otoño de 2012, cuando un programa de cuidado infantil nacional y con fines de lucro abrió una instalación en Evanston que tenía la capacidad de 308 niños de 6 semanas a 6 años de edad. La Universidad Northwestern, empleador importante en Evanston, reservó 60 de estos lugares (Downtown Childcare Center Holds Open House, 2012). El centro con fines de lucro no provee lugares de inscripción para niños que reciben subsidios estatales para ni el preescolar ni el cuidado infantil. Después de abrirse el centro con fines de lucro, el Centro de Cuidado Infantil de Evanston informó de tener como 10 familias menos que pagaban cuotas completas.   

Infant Welfare Society of Evanston

La Infant Welfare Society of Evanston (IWSE, o Sociedad para el Bienestar de Bebés de Evanston) recibe parte de la subvención PFA del Child Care Network de Evanston además de una subvención ECBG directa para servicios para bebés y niños hasta los 3 años de edad. En 2013, su Baby Toddler Nursery (Guardería para Bebés y Niños de 1 y 2 años), programa de día completo de cuidado y educación infantil, tenía una capacidad total de 70. Su aula preescolar inscribía a 14 niños, entre ellos 10 de lugares PFA. Los servicios para niños menores de 3 eran financiados principalmente por Early Head Start además de familias que pagaban cuotas completas y subsidios del CCAP.

En 2013, la Teen Baby Nursery (Guardería para Bebés de Padres Adolescentes) de la IWSE servía a 16 hijos de madres y padres adolescentes que eran estudiantes actuales o anteriores de Evanston High School (Escuela Secundaria Superior de Evanston). Este programa utiliza fondos de diversas fuentes, las cuales incluyen Head Start, Early Head Start, CCAP, la ciudad de Evanston y el Distrito 202 de Escuelas Secundarias Superiores de la Municipalidad (Township en inglés) de Evanston. Ya que estas fuentes no cubren el costo total del programa, la IWSE ha recaudado fondos de donadores privados. En 2013, el Family Support Program, programa de visitas a casa de la IWSE, fue financiado por medio de la subvención de ECBG para bebés y niños menores de 3 años (19 lugares de inscripción), Early Head Start (34 lugares) y la Fundación Comunitaria de Evanston.

Como en el caso de otros proveedores comunitarios, las reducciones del presupuesto estatal han afectado la IWSE. Entre el AF 2009 y el AF 2013, el patrocinio ECBG para los niños entre su nacimiento y los 3 años de edad se redujo por más de $75,000 (el 44%) y el número de niños servidos se redujo a la mitad. La IWSE fue afectada también por una reducción en subsidios CCAP para familias de bajos ingresos, la eliminación de pagos extras CCAP relativos a la inscripción de bebés y la cancelación de un aumento de tarifas para proveedores de servicios.

Los cambios en la elegibilidad CCAP excluían a muchas familias del acceso a subsidios para el cuidado infantil. Cass Wolfe, director ejecutivo de la IWSE, dijo que a menudo se requerían “esfuerzos hercúleos” para lograr que se aprobara a familias para el CCAP. Las reducciones del presupuesto del Departamento de Servicios Humanos de Illinois han resultado en niveles inadecuados del personal que determina dicha elegibilidad. Las agencias locales de Child Care Resource & Referral (CCR&R, o Recursos y Remisiones para el Cuidado Infantil) también están faltos de personal. Es más, los requisitos complejos de la elegibilidad CCAP a menudo no son favorables a familias. Por ejemplo, cierta familia podría tener un niño de 4 años inscrito en un programa preescolar financiado por el estado durante todo el año escolar y luego perder su subsidio para el cuidado infantil debido a un cambio en su estado de empleo o sus ingresos.

Muchos de los patrocinadores de la IWSE siguen distintos años fiscales, lo cual presta una complejidad a la elaboración de presupuestos. Las múltiples vías de fondos requieren planes complicados de la asignación de costos y una atención a las restricciones de gasto de parte de los varios patrocinadores. Además, los contratos requieren con frecuencia la preparación de informes mensuales y trimestrales especializados.   

Colaboraciones comunitarias que apoyan el cuidado y educación infantil

Childcare Network of Evanston

La Childcare Network (Red de Cuidado Infantil) de Evanston ha desempeñado un papel clave en las cuestiones de la primera infancia, servicios de desarrollo profesional para proveedores de cuidado y educación infantil y servicios de remisiones para padres a los recursos relacionados con los niños pequeños de Evanston y las comunidades a su alrededor. Esta organización también ofrece algunos servicios directos.

La Red de Cuidado Infantil distribuye fondos ECBG a cinco colaboradores preescolares: el Child Care Center (Centro de Cuidado Infantil) de Evanston, la Infant Welfare Society (Sociedad para el Bienestar de los Bebés) de Evanston, la Evanston Day Nursery (Guardería de Evanston), la Reba Place Day Nursery (Guardería Reba Place) y Toddler Town Child Care (Cuidado Infantil Pueblo de Pequeñitos). El ECBG financió 80 lugares de inscripción preescolar entre estos cinco sitios durante el AF 2013, una cifra inferior a los 120 lugares entre 11 sitios del AF 2009. La Red de Cuidado Infantil también administra una subvención grande de Early Head Start, programa que provee visitas a casa y servicios de apoyo relacionados a familias en Evanston y varias otras comunidades del área North Shore, además de distribuir fondos federales para servicios ofrecidos en centros y en hogares de cuidado infantil por cuatro asociados de Early Head Start. La expansión de Early Head Start era financiado inicialmente por una subvención federal de la American Recovery and Reinvestment Act (Ley de recuperación y reinversión americana) de 2010. En 2013, la subvención de la Red de Cuidado Infantil financió a casi 200 lugares de inscripción en programas de aprendizaje infantil.

El programa Community-Wide Scholarship (Becas Comunitarias), administrado por la Red de Cuidado Infantil, ayuda a familias trabajadoras que ya no pueden recibir subsidios CCAP porque sus ingresos exceden un poco los límites de elegibilidad. Más de 60 becas se otorgaron en 2012 con fondos del Mental Health Board (Consejo de Salud Mental) de la ciudad de Evanston y otras fuentes, lo cual ayudó a compensar la pérdida de subsidios CCAP para familias. Por ejemplo, si cierto niño estaba inscrito en tanto un programa preescolar de medio día como el cuidado infantil de medio día en el mismo sitio, la pérdida de asistencia para el cuidado infantil podría crear problemas logísticos (por ej., de transporte) que impedirían la inscripción continuada en el preescolar.  

El programa Learning Together (Aprendemos Juntos) de la Red de Cuidado Infantil provee servicios de salud mental y desarrollo a niños con necesidades especiales y de familias de bajos ingresos. Ofrece servicios en situ en siete programas de cuidado y educación infantil en Evanston, los cuales incluyen el Centro de Cuidado Infantil de Evanston y Head Start del Distrito 65.

Evanston Community Foundation

La Evanston Community Foundation (ECF, o Fundación Comunitaria de Evanston) otorga subvenciones para diversos propósitos relacionados con el cuidado y educación infantil. Entre 2004 y 2006, con el apoyo de la Grand Victoria Foundation (Fundación Gran Victoria), la ECF desarrolló un plan de impacto comunitario para tratar las diferencias de logro entre los niños de bajos ingresos y sus pares más adinerados. La ECF estableció en 2007 la iniciativa Every Child Ready for Kindergarten, Every Youth Ready for Work (Todo Niño Listo para el Kindergarten, Todo Joven Listo para el Empleo), la cual procura conectar el aprendizaje temprano con el desarrollo y crecimiento económico de la fuerza laboral. La Fundación Gran Victoria proveyó una subvención directa de $2 millones y otra paralela de $2 millones para crear un fondo con que apoyar dicho proyecto. El núcleo de la iniciativa Todo Niño son los fondos ECF para visitas a casa y otros programas de apoyo a la familia que operan el Distrito Escolar 65, la IWSE y el Centro de Cuidado Infantil de Evanston.

La ECF ha otorgado subvenciones también en apoyo del alcance a familias de niños que están en riesgo, becas para niños de bajos ingresos y los recursos que necesita el personal para apoyar a niños con necesidades especiales en un aula inclusiva. En otro proyecto colaborativo, ABC Boosters (Animadores de ABC), participan la ECF, la Biblioteca Pública de Evanston y el Youth Job Center (Centro de Empleos para Jóvenes). El ABC Boosters capacita a seis adolescentes que pasarán 12 horas semanales cada uno durante el verano ayudando a niños de 3 y 4 años de edad —algunos de los cuales no han asistido al preescolar— a mejorar sus habilidades lectoescritoras y aumentar su amor por la lectura antes de entrar al kindergarten (“ABC Boosters Give Young Children Tools to Succeed”, 2012).

Estas subvenciones han ayudado a expandir los apoyos para el aprendizaje infantil disponibles en Evanston y a mitigar algunos de los efectos negativos de presupuestos reducidos. Por ejemplo, cuando la IWSE y el Distrito 65 perdieron el patrocinio estatal de consultores de salud mental para sus programas de visitas a casa, la Fundación Comunitaria de Evanston proveyó una pequeña subvención a fin de retenerlos.

Discusión

Emergieron cinco puntos clave del análisis de los datos de entrevistas y documentos: (1) la infraestructura diversificada de la primera infancia en Evanston parecía ofrecer ventajas significantes a proveedores del cuidado y educación infantil en la comunidad; (2) las reducciones en presupuestos a nivel estatal tuvieron un impacto negativo en la provisión de servicios infantiles en Evanston; (3) los pagos atrasados del ECBG crearon problemas financieras para los proveedores comunitarios sin fines de lucro en Evanston; (4) aunque el uso de múltiples vías de fondos para apoyar la programación del cuidado y educación infantil posibilitaba que los programas proveyeran servicios, también presentaba dificultades; (5) los fondos federales han sido cruciales para los esfuerzos locales de proveer servicios a los niños pequeños de Evanston.

La infraestructura diversificada de la primera infancia en Evanston

Las inversiones comunitarias significativas han creado un conjunto robusto de servicios de cuidado y educación infantil en Evanston. Su infraestructura diversificada incluía el Distrito Escolar 65, proveedores comunitarios, patrocinadores privados como la Fundación Comunitaria de Evanston y esfuerzos colaborativos como la Red de Cuidado Infantil de Evanston. Todos los entrevistados enfatizaron el fortalecimiento del continuo de servicios para niños, tanto entre su nacimiento y el kindergarten como después. Era especialmente notable la participación activa del distrito escolar durante los años previos al kindergarten. El Distrito 65 incorporó formalmente la primera infancia en su estructura administrativa al establecer el puesto de superintendente auxiliar de las escuelas primarias y la educación infantil. El papel clave del Distrito y sus relaciones con otros de la comunidad de la primera infancia eran congruentes con el reconocimiento público creciente de la importancia del aprendizaje infantil entre el nacimiento y el grado tres de la primaria.

Los efectos de reducciones en el presupuesto estatal

Las reducciones profundas de fondos ECBG entre el AF 2009 y el AF 2013 han tenido un impacto negativo en Evanston. Entre el AF 2009 y el AF 2013, la asignación ECBG total para Evanston se redujo por un 20%, cifra que incluía un 10% para el Distrito Escolar 65 y un 36% para proveedores comunitarios. El número de lugares de inscripción preescolares financiados por el ECBG bajó de aproximadamente 360 en al AF 2009 a 280 en el AF 2013. No sólo había menos lugares, sino que el promedio del patrocinio estatal para cada lugar disminuyó de alrededor de $4,000 a menos de $3,500. El declive económico también debilitó la habilidad de patrocinadores privados de reducir el impacto de las reducciones.

Los efectos de pagos ECBG atrasados

La acumulación que tenía el estado de cuentas por pagar durante su crisis fiscal de larga duración ha afectado los programas de cuidado y educación infantil en Evanston. El impacto en el Distrito Escolar 65 de los pagos ECBG atrasados ha sido mitigado por la disponibilidad de fondos ilimitados de los impuestos sobre la propiedad y la Asistencia Estatal General. Sin embargo, los pagos ECBG atrasados han creado presiones financieras severas entre los proveedores comunitarios de Evanston, o sea las organizaciones relativamente pequeñas, sin fines de lucro y de recursos limitados. Aunque el ciclo de pagos al Distrito 65 mejoró continuamente entre el AF 2009 y el AF 2013, la tramitación de cuentas por pagar a favor de los proveedores comunitarios, no. Un aumento repentino e inesperado de ingresos durante 2013 le permitió al contralor estatal tramitar tres meses de cuentas por pagar atrasadas a favor de cesionarios ECBG durante el mes de abril, pero el atraso empezó a acumularse de nuevo durante el AF 2014.3

Las dificultades de múltiples vías de fondos

El Illinois Early Learning Council (Consejo de Aprendizaje Infantil de Illinois) articuló en 2006 una visión de un sistema coherente del cuidado y educación infantil que incluía programas accesibles, servicios coordinados y vías de fondos combinadas (pág. 4). Sin embargo, el progreso hacia estas metas ha sido limitado. Todas las organizaciones que estudiamos utilizaban múltiples vías de fondos (que incluían fuentes del gobierno y privadas) para financiar sus diversos servicios para niños pequeños, pero dichos servicios seguían siendo fragmentados. Muchos proveedores de servicios en Evanston recibían fondos tanto del ECBG como del CCAP. Los sitios de Preschool for All (PFA, o Preescolar para Todos) evalúan la elegibilidad de niños según los reglamentos y normas del Comité Estatal de Educación. El Departamento de Servicios Humanos (DHS, siglas en inglés) de Illinois administra la inscripción en el CCAP aunque los requisitos de la elegibilidad CCAP son determinados en parte por reglamentos federales. Los proveedores comunitarios de Evanston informaron de la dificultad de ayudar a los padres a obtener subsidios de CCAP, debida en gran parte al falto de personal en el DHS. Es más, se vuelve a determinar la elegibilidad CCAP cada seis meses, mientras que se mantiene la elegibilidad PFA durante todo el año escolar.

Las familias que pagan la cuota completa eran otra fuente importante de ingresos para los proveedores comunitarios. Por ejemplo, el Centro de Cuidado Infantil de Evanston típicamente recibía más de $500,000 en cuotas completas de matrícula, o sea aproximadamente el 28% de su presupuesto total. Sin embargo, como mencionaron varios entrevistados, esta fuente de ingresos para los grupos sin fines de lucro podría erosionarse con la pérdida de familias que pagaban cuotas completas y que luego se cambiaron a una instalación nueva en Evanston de cuidado infantil con fines de lucro.

Las múltiples vías de fondos requieren una capacidad administrativa considerable para asegurar y supervisarlas. Los proveedores deben lidiar con una variedad de restricciones al uso de fondos, años fiscales que no se alinean y una gama de requisitos para los informes. Muchos patrocinadores exigen planes rigorosos para la asignación de costos que dan cuenta de la manera de que se gastan los fondos. A los proveedores pequeños, sin fines de lucro y de poco personal se les dificulta a menudo esta miríada de requisitos de patrocinio mientras intentan mantener servicios de calidad para los niños.

Andrea Densham, directora ejecutiva de la Red de Cuidado Infantil de Evanston, enfatizó que el mosaico complejo de recursos para programas de aprendizaje infantil produce una gran inestabilidad y una falta de continuidad en los servicios para niños y familias. Muchos proveedores comunitarios de servicios operan con una reserva financiera muy escasa, e incluso los cambios menores en la inscripción pueden crear problemas para el presupuesto organizacional. Durante los años recientes, la Red de Cuidado Infantil ha provisto a dos de sus colaboradores preescolares préstamos de emergencia con que hacer frente a sus compromisos nominales. Estas agencias comunitarias se encontraban ante una “tormenta perfecta” de pagos atrasados del estado, números en declive de familias que pagaban cuotas completas, reducciones de donaciones privadas y un incremento de necesidades familiares.

La importancia del patrocinio federal

El patrocinio es de vital importancia para los servicios de cuidado y educación infantil en muchas comunidades como la de Evanston. Todos los proveedores que estudiamos recibían fondos o de Head Start o de Early Head Start. El Distrito Escolar 65, por ejemplo, recibía más de $700,000 de fondos federales Head Start durante el AF 2012, o sea un poco más que los que recibía de fondos PFA estatales. El Centro de Cuidado Infantil y la Sociedad para el Bienestar de Bebés también recibían cantidades considerables de fondos para sus programas para bebés y niños de 3 años de edad y menores.

La American Recovery and Reinvestment Act (Ley de recuperación y reinversión americana) federal que se promulgó en 2009 incrementó temporalmente el patrocinio para Head Start y Early Head Start, pero el “secuestro” de fondos en 2013 dio como resultado reducciones profundas de porciones amplias del presupuesto federal. A nivel nacional, las subvenciones para Head Start y Early Head Start sufrieron reducciones de más del 5% en el AF 2013 federal. Se calculó que la porción de Illinois de esta reducción federal de fondos para Head Start era de más de $14.5 millones (Federal Funds Information for States, 2013; Hamm, 2013). En el presupuesto federal del AF 2014, Head Start recibía un aumento de más de $1 mil millones. No obstante, puede ser que este alivio temporal no dure mucho; está todo listo para el regreso del secuestro en el AF 2016. Si el patrocinio federal sigue en declive, los servicios para niños pequeños en Evanston y otras comunidades se reducirán aún más.

Conclusiones

La educación infantil en Illinois se encuentra en una encrucijada. Hasta hace poco, el estado era líder nacional en expandir el acceso a oportunidades de aprendizaje infantil. En 2008, Illinois ocupaba el primer lugar entre los estados en cuanto a la participación de niños de 3 años de edad en programas preescolares financiados por el estado, y el onceavo lugar respecto a la participación de niños de 4 años (Barnett, Epstein, Friedman, Boyd y Hustedt, 2008). El número de niños de Illinois a quienes sirven los programas preescolares financiados por el ECBG alcanzó su nivel máximo de más de 95,000 en el AF 2009. Esta cifra bajó en el AF 2013 a menos de 75,000, lo cual eliminó todo lo ganado desde el inicio del programa Preschool for All en 2006. El impacto cumulativo de las reducciones de fondos durante cuatro años fue el declive en la inscripción de más de 50,000 niños por todo el estado.

Un análisis detallado de la investigación ha recalcado los beneficios a corto plazo y a largo plazo de la educación infantil (Barnett, 2013). Por ejemplo, el Premio Nobel James Heckman, profesor de Economía en la Universidad de Chicago, ha enfatizado que la inversión en el desarrollo infantil es la estrategia más rentable para mejorar las habilidades cognitivas y social-emocionales de los niños, reducir los costos sociales y fomentar el crecimiento económico (Heckman, 2013). Y el economista Timothy Bartik afirma que las inversiones en la primera infancia pueden producir beneficios substanciales de desarrollo económico, tanto para estados como para comunidades locales (Bartik, 2011). Según un análisis de los programas preescolares financiados por el estado de Illinois (Chase, Díaz y Valrose, 2011), la erosión reciente de las inversiones estatales en el aprendizaje infantil podrían afectar negativamente los presupuestos y la economía del estado en el futuro.

Aunque Illinois ha reducido considerablemente sus inversiones en el cuidado y educación infantil, se han propuesto expansiones significantes a nivel federal. En su discurso sobre el estado de la nación en 2013, el presidente Obama propuso una expansión mayor de las inversiones federales en la educación infantil. En noviembre de 2013 se presentó en tanto la Cámara como el Senado la Strong Start for America’s Children Act (Ley comienzo fuerte para los niños de América), una iniciativa de 10 años que incluiría subvenciones de fórmula federales para programas preescolares para niños de 4 años de familias de bajos ingresos. Los estados podrían reservar hasta el 15% de sus asignaciones monetarias para servir a bebés y niños de uno y dos años de edad. Aunque el futuro de estos esfuerzos queda incierto, un aumento substancial de inversiones federales en la primera infancia sin duda ayudaría a comunidades como la de Evanston a mejorar el acceso de los niños a oportunidades de aprendizaje infantil. La renovación de inversiones a nivel estatal en el aprendizaje infantil por medio de tanto el ECBG como el CCAP también ayudaría a mantener los programas locales en Illinois.

El presente estudio de casos focaliza en los recursos para el cuidado y educación infantil de una comunidad y detalla los elementos claves de su infraestructura comunitaria además de las dificultades significantes que se presentan en la provisión de servicios para niños pequeños. Esta investigación puede servir como la plantilla y la base de comparación para los estudios del patrocinio para la primera infancia en otras comunidades. Más investigación a nivel comunitario podría animar el intercambio de estrategias exitosas para aprovechar y manejar los recursos para los servicios de cuidado y educación infantil. La creación de una base de conocimiento enfocada en comunidades, junto con un análisis de los datos sobre programas y presupuestos de dichos servicios, ayudaría a apoyar el argumento a los niveles comunitario y estatal a favor de restaurar y expandir las inversiones públicas en el aprendizaje infantil en Illinois.

El presente estudio puede servir también como llamamiento fuerte y sonoro a la atención renovada prestada a los efectos en la educación infantil de las reducciones de fondos estatales y federales además de a las dificultades a que se enfrentan los proveedores que deben navegar un mosaico cada vez más complejo de recursos y vías de fondos. Evanston es una comunidad distintiva; goza de una mediana de ingresos familiares de un 60% más alto que la mediana estatal, un distrito escolar económicamente estable que tiene la flexibilidad con que mantener muchos servicios, una fundación comunitaria activa y varias iniciativas colaborativas que apoyan programas de cuidado y educación infantil. Sin embargo, en medio de todo esto todavía hallamos desafíos importantes a los proveedores de servicios en Evanston. Si una comunidad como Evanston se encuentra en apuros, los desafíos han de ser aún mayores en comunidades que tienen muchos menos recursos y concentraciones más grandes de niños que están en riesgo del fracaso académico.  

Reconocimiento

Este informe fue patrocinado por una subvención de la Fundación de la Familia Pritzker.

Notas

1. Oficina del Censo de Estados Unidos, American Community Survey, 2011.

2. Datos del Comité Estatal de Educación de Illinois.

3. Se cree que este aumento repentino de ingresos, un fenómeno nacional, resultó de la liquidación de ganancias de capital antes de los aumentos anticipados de impuestos federales sobre la renta, algunos de los cuales fueron promulgados por el Congreso a principios de 2013. La venta de activos imponibles a finales de 2012 causó un aumento de los ingresos tanto federales como estatales.

Referencias

ABC boosters give young children tools to succeed. (2012, August 17). Evanston Public Library.

Barnett, W. Steven. (2013, February). Getting the facts right on Pre-K and the president’s Pre-K proposal. New Brunswick, NJ: National Institute for Early Education Research.

Barnett, W. Steven; Epstein, Dale J.; Friedman, Allison H.; Boyd, Judi S.; & Hustedt, Jason T. (2008). The state of preschool 2008: State preschool yearbook. New Brunswick, NJ: National Institute for Early Education Research.

Bartik, Timothy J. (2011). Investing in kids: Early childhood programs and local economic development. Kalamazoo, MI: W.E. Upjohn Institute for Employment Research.

Chase, Richard; Diaz, Jose; & Valrose, Jennifer. (2011, May). Cost savings analysis of school readiness in Illinois. St. Paul, MN: Wilder Research.

District 65 selected to participate in Child Parent Center program study. (2012, January 4). Evanston Round Table.

Downtown childcare center holds open house. (2012, September 26). Evanston Round Table.

Federal Funds Information for States. (2013, March 29). The VIP series: FY 2013 enacted budget and BCA sequester. Washington, DC: Author.

Hamm, Katie. (2013, August 28). Who’s not going back to school? How sequestration is scaling back early childhood education programs. Center for American Progress.

Heckman, James J. (2013). Giving kids a fair chance: A strategy that works. Cambridge, MA: Massachusetts Institute of Technology Press.

Illinois Early Learning Council. (2006, Spring). Preschool for all: High-quality early education for all of Illinois’ children. Springfield, IL: Author.

Información de los autores

David Lloyd es el analista principal de políticas para el Fiscal Policy Center (Centro de Políticas Fiscales) en Voices for Illinois Children (Voces para los Niños de Illinois). Antes de ingresar en Voces en 2012, era consejero principal de la senadora federal Debbie Stabenow del estado de Michigan y trabajaba en una amplia gama de cuestiones, las cuales incluían los derechos civiles, la inmigración, la asistencia alimenticia y las políticas económicas. Recibió la maestría en Administración de Empresas de la Kellogg School of Management (Facultad Kellogg de Administración) de la Universidad Northwestern y la licenciatura en Historia de la Universidad Cornell. 

El Dr. Larry Joseph es el director del Fiscal Policy Center (Centro de Políticas Fiscales) en Voices for Illinois Children (Voces para los Niños de Illinois). Llegó a Voces en 2007 después de 20 años en la Universidad de Chicago, donde tenía puestos de investigación y administración en la Facultad de la Administración de Servicios Sociales, la Facultad Harris de Políticas Públicas y el Centro para Niños de Chapin Hall. Recibió el doctorado en Ciencia Política de la Universidad de Wisconsin en Madison, la maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Chicago y la licenciatura en Administración de Empresas de la Universidad Brandeis.

Larry Joseph, Ph.D.
Director, Fiscal Policy Center
ljoseph@voices4kids.org
(312) 516-5556

Apéndice 1

Perfil de Evanston, 2011
  Evanston Estado
Mediana de ingresos familiares $108,902 $67,892
Mediana de valores de casa $361,500 $191,100
Niños debajo del nivel de pobreza 12% 20%
Niños debajo del 200% del nivel de pobreza 23% 41%

Población infantil (Censo de 2010)

Blancos 51% 53%
Afroamericanos 23% 17%
Latinos 15% 23%
Asiáticos 4% 4%
Otros 7% 3%

Logro académico (25 años de edad y mayores)

Diploma de la secundaria superior 11% 27%
Licenciatura universitaria 29% 19%
Título postgrado o profesional 36% 12%

Logro académico (25 años de edad y mayores)

Inglés solamente 79% 78%
Español 9% 13%
Otros idiomas 12% 9%

Situaciones familiares de los niños

Viven con sus padres 92% 89%
Pareja casada 73% 63%
Madre soltera 15% 21%
Padre soltero 4% 5%
Viven con otras personas, parientes o no   8% 11%
Fuente: American Community Survey (Encuesta de comunidades estadounidenses), 2011 (datos de tres años juntados)     

Apéndice 2

Cesionarios ECBG en Evanston
  Programas preescolares Programas del nacimiento a los 3 años de edad
Distrito Escolar de Evanston Childcare Network de Evanston Preescolar Puerta Abierta Distrito Escolar de Evanston Infant Welfare Society de Evanston

ECBG funding (in thousands)

AF 2008 $746.6 $373.6 $124.8 $472.5 $165.7
AF 2009 $759.1 $378.7 $127.3 $477.8 $169.0
AF 2010 $683.2 $344.8 $114.6 $430.0 $152.1
AF 2011 $683.2 $330.0 $114.6 $454.7 $111.0
AF 2012 $695.5 $240.0 $120.0 $500.0 $101.7
FY 2013 $639.8 $220.7 $110.4 $459.8 $93.5

Inscritos en el AF 2012

157

109

41

91

17

Satisfacen criterios de riesgo 157 109 41 91 17
Satisfacen criterios PFA de ingresos 76 102 27 NA NA

Idiomas hablados en casa

Inglés 64 101 19 NA NA
Español 62 5 19 NA NA
Otro 31 3 3 NA NA

Raza / etnia

Afroamericana 36 67 2 44 11
Latina 71 16 10 40 0
Blanca 27 10 15 5 2
Asiática 17 3 0 1 0
Multirracial 5 13 14 1 4
Otra 1 0 0 0 4
Fuente: Illinois State Board of Education (Comité Estatal de Educación de Illinois)